Comunicación científica para todos Ciencia Diseño Arte

QUIENES SOMOS

ENFERMEDADES EXANTEMÁTICAS DE LA INFANCIA

FISIOPATOLOGÍA

 

Rubeola

La rubeola es un virus monocatenario con un genoma de ácido ribonucleico (ARN); único miembro del género Rubivirus de la familia Togavirus. Fue descrita por primera vez en 1750 por dos clínicos alemanes De Bergen y Orlow, motivo por el cual también le llaman “sarampión alemán”.

 

Su nombre proviene del término Rubella (una de las formas de nombrarla en el idioma inglés), proveniente del latín “poco rojo”. Inicialmente se consideró ser una variante del sarampión o fiebre escarlatina siendo llamada “tercera enfermedad exantemática de la infancia” o el “sarampión de tres días” hasta que se estableció su término latín de rubella, acuñado por el médico escocés Veale; de cualquier manera, cuando se traduce del inglés “sarampión alemán” (German measles), podría prestarse a confusión, por lo anterior se debe tener precaución.

 

Infección congénita

El virus de la rubeola puede afectar al feto si ocurre la infección viral en una mujer embarazada, especialmente con efectos tanatológicos durante el primer trimestre del embarazo, donde existe una probabilidad de contagio del 50%, la cual declina conforme avanza el embarazo. La vía de transmisión puede ser transplacentaria o vaginal, dependiendo de la edad gestacional del feto al momento de adquirir la infección de la madre. Durante la fase virémica de la madre, el feto puede adquirir el síndrome de rubeola congénita, el cual es probablemente secundario a la vasculitis que produce la necrosis tisular sin inflamación de la infección. Otro mecanismo posible es el daño viral directo de las células infectadas; esto sustentado de acuerdo a estudios realizados in vitro donde se ha demostrado que células infectadas con rubeola en un periodo fetal temprano (previo a las 12 semanas de gestación) tienen una actividad mitótica reducida. Esto puede resultar en ruptura cromosómica debido a proteínas inhibidoras de la mitosis durante la fase de organogénesis. Los defectos más conocidos de la infección congénita son: sordera, cataratas y corioretinitis, defectos en la formación del sistema nervioso central y malformaciones cardiacas; lo que provoca desde daños fetales severos que pueden ser fatales durante el primer año de vida, hasta abortos espontáneos.

 

Infección por rubeola

En los lactantes, escolares, prescolares y adolescentes, la vía principal de acceso de contagio del virus de la rubeola es a través del epitelio respiratorio nasofaríngeo por medio de partículas en el aerosol de secreciones respiratorias de individuos infectados, incluso, puede permanecer hasta dos horas en una superficie que funcione como vector.

 

Una vez que está en el epitelio respiratorio, se difunde vía hematógena siendo ésta la primera viremia hacia ganglios linfáticos regionales replicándose en el sistema reticuloendotelial. Seguido de este evento sucede la segunda viremia, entre los días 6 al 20, después de la infección. Durante esta segunda fase virémica, el virus se puede encontrar diseminado en áreas como nódulos linfáticos, orina, líquido cefaloraquídeo, conjuntivas, líquido sinovial y pulmones. La viremia alcanza un despunte máximo justo antes de la aparición de la erupción y desaparece poco después; por lo tanto, una persona comienza a eliminar el virus de la nasofaringe de 3 a 8 días después de la exposición y hasta de 6 a 14 días después de la aparición de la erupción.

 

Complicaciones

En un infante sin inmunosupresión o causas externas de debilitamiento, las complicaciones no son comunes, pero existen más complicaciones en adultos que en niños.

 

Puede existir dolor articular casi al mismo tiempo de la infección o que dure hasta un mes después de la infección. La aparición de encefalitis es más común en adultos que en niños. Las manifestaciones hemorrágicas pueden ocurrir en una frecuencia de 1/3 000 casos, de manera más frecuente en niños que en adultos. Estas manifestaciones suelen ser secundarias a trombocitopenia y daño vascular con púrpura trombocitopénica como la manifestación más común. Hay pocas probabilidades, de que existan hemorragias cerebrales, gastrointestinales o intracraneales, situación de riesgo que podría durar de días a meses, la mayoría se cura sin comorbilidaes. Otras complicaciones adicionales incluyen orquitis, neuritis y, en una rara frecuencia, síndrome de panencefalitis progresiva.

Periodismo científico cultural

Lo que no sabías

Sobre el cigarro electrónico

Ya ha pasado tiempo desde que el cigarro se convirtió en el enemigo público número uno, tanto para fumadores como para no fumadores...

[leer mas]

¡No abuses de

la sal! Tu cerebro

y corazón lo agradecerán

La enfermedad diverticular y sus complicaciones son una causa importante de morbimortalidad en todo el mundo...

[leer mas]

El primer anticuerpo monoclonal para pacientes con hemofilia A e inhibidores a FVIII

Cuando se vive con hemofilia todo puede ser una amenaza para provocar sangrados; desde niños...

[leer mas]

Infografías

Bibliografía

 

1. Ezike E. Pediatric Rubella, Pediatrics: General Medicine, [Updated: Feb 09, 2017] disponible en:

https://emedicine.medscape.com/article/968523-overview [revisado diciembre 2017]

 

2. Mouillet JF, Ouyang Y, Bayer A, Coyne CB y Sadovsky Y. The role of trophoblastic microRNAs in placental viral infection, Int J Dev Biol, 2014; 58(0): 281–289.

 

3. Garcia M, Beby-Defaux A y Lévêque N. Localization of Viral Antigens Improves Understanding of Congenital Rubella Syndrome Pathophysiology, EBioMedicine, [Published online 2015 Dec 17], 2016; 3: 8–9.

 

4. Clarkson E, Mashkoor F y Abdulateef S. Oral Viral Infections: Diagnosis and Management, Dent Clin North Am, 2017; 61(2):351-363.

 

5. Edwards MS. Rubella, Up To Date, [Literature review current through: Nov 2017, This topic last updated: Oct 10, 2017] disponible en: https://www.uptodate.com/contents/rubella [diciembre 2017]

 

6. Wallace G y LeroyZ. Rubella, Centers for Disease Control and Prevention Epidemiology and Prevention of Vaccine-Preventable Diseases, 2015; 13th Edition:325-340.

 

7. Azhar Ob/gyn. Congenital Rubella Syndrome, Azhar Ob/gyn Department, 2012; disponible en:

http://azharobgyndomyat.edu.eg/index.php/elazhar/details/articles/Congenital-Rubella-Syndrome/121 [revisado diciembre 2017]

TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS © SPG COMUNICACIONES SA DE CV 2012-2018

Diseño: A. Victoria Pérez

Aviso de privacidad