Comunicación científica para todos Ciencia Diseño Arte

QUIENES SOMOS

Alexandra Elbakyan: ¿nobel de comunicación científica?

M en C Itzel Rocio Manzano Espinosa

 

La mayoría de las personas que se dedican a proyectos de investigación desde el pregrado, se han visto envueltas en grades problemas para poder solventar la gran cantidad de papers que tienen que descargar para poder realizar su tesis universitaria, que, como sabemos, pueden costar más de 30 dólares, algo que no es tan sencillo de poseer por un joven universitario y peor aún, si se continua con estudios de posgrado, teniendo en cuenta que el presupuesto de los proyectos es limitado y que se prefiere invertir en reactivos que en artículos. Si bien, hay estudiantes que pueden contar con claves electrónicas para entrar a las principales bases de datos donde se almacenan artículos científicos de importancia, como plataformas universitarias, en la mayoría de los casos, los profesores son los que prestan sus claves para poder acceder a la suscripción de algunas revistas electrónicas y con eso apoyar en la medida de lo posible la búsqueda de artículos. Pero también es sabido por todos que no siempre se cuenta con dichos accesos y muchos de esos artículos deben ser conseguidos por algún otro medio, y que pocas veces, en medio de la necesidad, nos detenemos a pensar si es de manera legal o no.

 

Se sabe de antemano que actualmente no existe el Premio Nobel de la comunicación o alguna otra presea que reconozca el trabajo de la gente que se esmera por romper las barreras existentes en el tráfico de información; sin embargo, no parece una opción tan descabellada debido a que muchas personas hoy en día se esfuerzan al máximo por hacer accesible la información en todas las áreas del conocimiento o de asuntos mundiales.

 

Un ejemplo muy claro e importante, que tal vez ha marcado a la divulgación científica de nuestra era, es la plataforma de documentos científicos, que ya hemos mencionado, creado por Alexandra Elbakyan. Más allá de verse como un robo o plagio de papers, es importante que los científicos, estudiantes de licenciatura o posgrado, vean la aportación que esto, en sí mismo, le ha dado a la comunidad científica, y la posibilidad para obtener información necesaria para nuestros proyectos de investigación: ¿a cuántos de nosotros nos ha sacado del gran problema económico que implica la compra de por lo menos 50 artículos como referencia de una tesis o artículo?

Los gigantes de las editoriales han acaparado un gran número de revistas con cierto renombre, creando un callejón sin salida; incluso la Universidad de Harvad se ha visto envuelto en problemas económicos al no poder pagar las suscripciones a revistas, ya que sus fondos son insuficientes y representan un gran gasto para la institución, siendo un claro ejemplo que ni siquiera los países primermundistas pueden con tal inversión, imaginemos ahora a las universidades pertenecientes a países en desarrollo, simplemente tal gasto es imposible.

 

Ahora bien, la revista Nature News & Comment en su edición de diciembre del año 2016 mencionó a las diez personas más importantes de todo el año en el ámbito científico y en el número seis colocaron a Alexandra Elbakyan; en dicha publicación la revista se limita a contar la creación de Sci-Hub y sus problemas legales con la editorial Elsevier, sin embargo, en publicaciones posteriores, como ya hemos comentado, ha planteado su postura frente a Sci-Hub, resultando sorprendente para muchos que, en lugar de atacarla, plantea la necesidad de la creación por parte de las mismas editoriales, de plataformas digitales que permitan el acceso libre a una mayor cantidad de artículos. Nature al parecer es más hábil en cuanto a sus estrategias de mercado y difusión, empatizándose con la causa de Sci-Hub, a pesar de ser una de las editoriales de mayor renombre e impacto a nivel científico en el mundo y que, por el contrario, la editorial Elsevier se muestra completamente cerrada ante la posibilidad de creación de más plataformas de libre acceso para sus publicaciones.

 

Cabe resaltar que Alexandra nunca ha mencionado en sus entrevistas que se encuentra en contra del cobro de publicaciones y adquisición de artículos, su postura es en contra de los precios desmesurados aplicados a éstos, un pensamiento que, podríamos asegurar, se encuentra en la mente de todos los científicos y estudiantes cada vez que buscan un artículo y notifican que se les cobrará 40 dólares para poder obtenerlo; sentimiento en común que tenemos todos nosotros y que por ello, Alexandra se ha ganado el renombre de la “Robin Hood” de la ciencia.

 

Es evidente que esta situación no tendrá una resolución pronta, no sabemos cómo terminará, o si en algún futuro tenga que ser necesaria la implementación de leyes para este tipo de comunicación, así como se han creado para las telecomunicaciones y medios masivos, pero por ahora lo que sí sabemos es que esta chica de tan solo 27 años de edad, ha tenido el ingenio y valor suficientes para crear una plataforma de una magnitud gigantesca y arriesgarse con la finalidad de que muchos de nosotros tengamos libre acceso a los artículos que necesitamos.

 

Para finalizar, como opinión personal y como persona que se dedica a la investigación, puedo afirmar que muchos de notros estamos en contra de obtener papers de forma ilegal, sin embargo, hemos recurrido a estas plataformas ya sea por falta de fondos, facilidad de obtención del paper o porque algún colega nos lo ha recomendado, quitándonos del problema inmediato que implica obtener un artículo ya sea para una tesis, investigación o futura publicación; además de esa sensación de gusto y alivio que nos da al ver el artículo que buscamos de forma gratuita (¿cuántos de nosotros no hemos saltado del gusto al ver el artículo que necesitamos en sitios así?), es por ello que me atrevo a decir que muchos le damos las gracias, e incluso, muchos pensamos que Alexandra debería ganar un premio por su labor, que, aunque es controversial, no le quita el hecho de nos ayuda en nuestras labores científicas diarias.

 

Es de suma importancia tener siempre en mente que este tipo de movimientos también tienen un impacto social.  Todas las iniciativas que se han pensado hasta ahora para tener libre acceso a la información tienen como objetivo ir rompiendo las barreras existentes y por lo tanto lograr abolir el analfabetismo científico en el mundo, pero como principal objetivo, en los países tercermundistas. No hay que olvidar que el analfabetismo científico es considerado como un gran obstáculo social ya que muchas personas no tienen conocimientos básicos sobre ciencias y tecnología, dificultando que logren entender un mensaje publicitario, una promesa política, algún informe de gobierno o simplemente el impacto que puede tener alguna noticia nacional sobre el gobierno y economía de nuestro país. Con estos ejemplos se deja en claro que no sólo se trata de saber como tal de ciencia, se trata de expandir nuestro pensamiento a áreas generales del conocimiento que nos dan muchas más armas tanto sociales como intelectuales. Esto conlleva a plantear la siguiente pregunta ¿estas iniciativas lograrán abolir o por lo menos comenzar la abolición del analfabetismo científico?, aunque es una realidad que el camino es difícil, es posible creer que sí, se puede lograr un cambio, que, por pequeño que sea, es una puerta que se abre a la gente en general que se interese por aprender y que posiblemente se convierta en una onda expansiva que vaya ganando más adeptos hasta que se haga una realidad, pues el conocimiento no sólo es para la gente estudiada o científicos, el conocimiento  pertenece a todos y se puede hacer nuestro tanto como se desee, esperando que se haga uso de él en la mejor medida posible para avanzar como sociedad.

Referencias

 

1. US court grants Elsevier millions in damages from Sci-Hub Some doubt that the publishing giant will see any money from the pirate site. Consultado en: https://www.nature.com/news/us-court-grants-elsevier-millions-in-damages-from-sci-hub-1.22196. Agosto 2017.

 

2. Sanción a Sci-Hub de 15 mdd tras fallo a favor de Elsevier. Consultado en: http://eleconomista.com.mx/tecnociencia/2017/06/29/sancion-sci-hub-us15millones-tras-fallo-favor-elsevier. Agosto 2017.

 

3. My love-hate of Sci-Hub. Consultado en: http://science.sciencemag.org/content/352/6285/497. Agosto 2017.

 

4. Nature’s 10. Ten people who mattered this year. Consultado en: http://www.nature.com/news/nature-s-10-1.21157. Agosto 2017.

 

5. Quién es la Robin Hood de la ciencia que hackeó 62 millones de estudios restringidos. Consultado en: http://www.infobae.com/salud/ciencia/2017/02/18/quien-es-la-robin-hood-de-la-ciencia-que-hackeo-62-millones-de-estudios-restringidos/. Agosto 2017.

 

6. Wikipedia. Wiki-award 2016 [Mayo 2016]. Consultado en:  https://commons.wikimedia.org/wiki/File:Wiki-award_2016_114.JPG [Revisado en octubre 2016]

TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS © SPG COMUNICACIONES SA DE CV 2012-2018

Diseño: A. Victoria Pérez

Aviso de privacidad